Filosofía

Escrito por:
Fecha: enero 5, 2013
BM playa imagen porteria1

El Club Balonmano Bahía de Algeciras es una entidad sin ánimo de lucro nacida con el fin de fomentar la educación deportiva de acuerdo a unos valores sociales y humanos con la finalidad de desarrollar y extender la práctica deportiva.

La práctica deportiva se desarrollará de acuerdo a los principios que constituyen este ideario, y que son los siguientes:

EDUCACIÓN DEPORTIVA

La actividad deportiva en este Club nunca tendrá como principal y única finalidad el resultado, bien sea inmediato, esto es la confrontación deportiva valorada en números, o del resultado final, en utilidades o bienes productivos de una u otra categoría. Si permitiéramos esa circunstancia, la persona productora de esos bienes, pasa desapercibida, no es el fin en sí mismo. Y eso va en contra de nuestros principios y de nuestras prioridades. Porque la forma como esa persona produce esos bienes, como se desenvuelve y desarrolla sus habilidades, individuales y en grupo, así como sus actitudes y personalidad, es lo que conforma nuestra fuente de educación.

Por lo tanto. La actividad deportiva accederá a niveles educativos siempre que su realización conlleve la necesidad y la responsabilidad de referencia hacia la persona que realiza esa actividad, no sobre el posible resultado.

Cuando nos referimos al aspecto deportivo, no estamos hablando del aprendizaje de técnicas y tácticas, nos referimos a las condiciones en las que puede realizar las prácticas el deportista y su capacidad para su auto-estructuración y conocimiento de sí mismo y de los valores educativos en el deporte, que le ayudarán a forjar una personalidad y una estructura personal, social y deportiva.

El Club desarrollará las medidas encaminadas a la información de aquellos valores educativos como la salud, el compañerismo y el respeto por las normas siguientes normas:

  • La mejora de las capacidades motrices.
  • Hábitos saludables y cívicos.
  • Aspecto lúdico.
  • Socialización e integración.

VALORES

El Club Balonmano Bahía de Algeciras tiene una labor fundamentalmente educadora. Los valores están presentes en la personalidad, la sociedad y la cultura humana. Estos valores no están ni en las cosas ni están intrinsicamente en el deporte, sino que se adquieren a través de la relación con las personas, como parte de una sociedad. Bien es cierto, que el deporte es un instrumento, catalizador y extraordinario para resaltar, incentivar y desarrollar estos valores.

Es en definitiva, la actividad deportiva un medio apropiado para conseguir valores de desarrollo personal y social para el deportista, y se puede conseguir a través del deporte y de la orientación que los educadores deportivos (entrenadores), profesores y familia le den, siempre con el apoyo de todos los agentes implicados en él, de forma que estos valores se desarrollen y perduren en la persona y le ayuden a un completo desarrollo físico, intelectual y social y por añadidura a una mejor integración en la sociedad en que vivimos.

Los valores relacionados son objetivo de todas las personas que conforman el Club.

Valores a potenciar:

  1. Cooperación – Actuación conjunta de todos los deportistas o de un grupo para una causa común.
  2. Autoestima – Quererse, valorarse, respetarse, sentirse capaz.
  3. Esfuerzo – poner energía para conseguir un objetivo.
  4. Constancia – Firmeza y perseverancia para conseguir los objetivos.
  5. Autocontrol – Dominar los propios impulsos y reacciones.
  6. Responsabilidad – Cumplir con nuestro deber.
  7. Solidaridad – Ayudar a los que lo necesiten.
  8. Integración – Inclusión de todos los deportistas sin distinción de raza, género, religión o clase social.
  9. Tolerancia – Aceptación de diferencias hacia actitudes, opiniones y conductas, sin perjuicios.
  10. Compañerismo y amistad.
  11. Bondad y humildad.

Existen además de los valores relacionados con anterioridad, unas premisas que constituyen unos principios ideológicos-deportivos:

  • Practicar el deporte según las buenas artes.
  • Acatar las decisiones de los jueces.
  • Vencer sin humillar y perder sin rencor.
  • Respeto a las normas, al contrario, al árbitro, al entrenador, material e instalaciones.
  • Hábitos saludables.
  • Siempre que representes al Club respétalo con dignidad.
  • El Juego limpio dignifica y es síntoma de valentía, el sucio envilece, la violencia es síntoma de debilidad y cobardía. Violencia No.
  • Socialización y educación dentro y fuera del campo.

Se intentará crear una metodología y un plan estratégico para tener un análisis de la aplicación correcta de esos valores así como su evaluación.

Esta filosofía es extensiva a deportistas, directivos, entrenadores, socios y en extensión a todas las personas relacionadas con el Club. Con ella, se buscará la adquisición de valores como esfuerzo, compañerismo, disciplina, responsabilidad, autocontrol, trabajo en equipo, así como de hábitos saludables de vida que el deporte conlleva en su esencia.

FILOSOFIA DEPORTIVA – PROYECTO DE FORMACIÓN DEPORTIVA

Como objetivo obvio está la propia práctica deportiva como actividad física con los beneficios que proporciona en el ámbito de salud, el ocio y la socialización. El Club facilitará, siempre que sea posible, el aprendizaje y la práctica de sus actividades deportivas.

Los deportistas, al margen de aprender y realizar una actividad deportiva, se pretende que alarguen su vida deportiva en el tiempo y con los compañeros con los que empezaron y aquellos que se incorporaron, creando una red social y humana cuyo nexo de unión es algo tan sano como el deporte. Para ello es importante que también se interrelacionen con deportistas de otros clubes, desplazamientos y comidas que sirvan de convivencia entre los deportistas y las familias, nuestra página Web, instaurar un premio a valores deportivos, y todo aquello que a través del deporte, nos permita que los niños y niñas puedan compartir experiencias y formalizar amistades y un compañerismo que perdure en el tiempo.

Que sean los propios deportistas los que ejerzan con el tiempo las labores de educadores-deportivos u otras relacionadas. Ellos sabrán mejor que nadie inculcar a los más jóvenes los valores del Club.

La finalidad deportiva tiene como prioridad la educación y formación deportiva de acuerdo a la edad del deportista. Para ello se tendrá en cuenta los aspectos físicos y psicológicos inherentes a la edad y a la propia personalidad del deportista. Esto requiere mucha paciencia y tesón por parte de todos, ya que una clasificación o la posibilidad de un buen resultado, dentro de lo razonable, no va a mediatizar ni descuidar la planificación, ni el hecho de darle cabida en el partido a todos los deportistas. Esto no está reñido con que los partidos se jueguen a ganar con los límites de este ideario, y tampoco está reñido con la aplicación disciplinaria del entrenador.

No debemos caer en el error de querer distinguir, siguiendo con el símil del Kárate, con un cinturón negro a un niño de 7 años, por mucha habilidad que creamos que tenga. Tiene que seguir su plan de formación sin perjudicar su progresión.

Tendremos que poner todo el empeño en que a través de los entrenamientos – piedra angular de nuestra filosofía deportiva – los niños adquieran conocimientos individuales, técnicos y tácticos, a partir del juego colectivo, con los valores del proyecto educativo, sin olvidar el aprendizaje lúdico del juego y la socialización del grupo.

Para llevar a cabo este proyecto basado en ideales de formación y convivencia social, apoyada en valores sólidos es importante tener un grupo de educadores comprometidos. Se integrarían como un grupo cohesionado, y conociendo la filosofía del Club y estarán en la medida de lo posible para ayudarles con su formación deportiva. Es muy importante el factor humano, en el está basado gran parte de la filosofía del Club.

Si realizamos un ejercicio, de forma sana, con amigos, y abrazados a un escudo de valores, siempre ganamos.